En cuartos de final de la Copa Africana de Naciones, Ghana vence 2-0 a Cabo Verde.

Se acabó el sueño para Cabo Verde. La cenicienta de la Copa Africana de Naciones dejó de ser el milagro tras caer con la frente en alto contra Ghana. Su verdugo fue Wakaso Mubarak, encargado de anotar los dos goles de su escuadra, anotaciones que colocan a los ghaneses en semifinales.

El primero de penal a los 54 minutos de juego. El segundo cayó justo cuando Cabo Verde buscaba el empate en tiempo añadido. Aferrándose a la prórroga, y con un tiro de esquina a su favor, Cabo Verde se fue con todos sus hombres al remate, incluyendo a su arquero. En un rebote, tras un mal servicio, Mubarak recuperó el balón y con una carrera abismal mandó el balón a unas redes sin portero.

Lee también   Posible rotura del gemelo para Valdés