Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, se ha enfrentado a duras críticas en su primer año en el club inglés, con el que no pudo ganar ningún título en su primera temporada. El español entiende las mismas e incluso califica la campaña como algo decepcionante.

«No creo que nadie la considere una temporada de transición. Si no ganas un trofeo, es un desastre«, expresó Pep cuando fue consultado por si su primer lapso en el City puede ser entendido como algo de adaptación o transición. Sin embargo, esto no lo hace cambiar en sus ideas de tener paciencia.

«No vamos a empezar la nueva temporada pensando que tenemos que ganar trofeos. Hay que tratar de disfrutar del proceso de construcción de un equipo e intentar mejorar cada día», explicó. «No se puede garantizar ganar. Quieres ganar, por supuesto, pero también lo hacen otros«, declaró.

Lee también   ¿Una puerta?