Lo echan por malos resultados

La gota que derramó el vaso fue la derrota de 1-0 ante el Amkar Perm en casa. Pero las cartas ya estaban echadas desde antes y este día Ramzán Kadírov, presidente de Chechenia y del club Terek Grozny, despidió a Ruud Gullit como entrenador de su equipo.

Kadírov ya estaba harto del holandés. Se la traía cantada por los malos resultados, además de las promesas incumplidas. Y es que al tomar las riendas del equipo, Gullit se comprometió a que el Grozny calificaría por lo menos a la Europa League. Sin embargo, lo más que consiguió fue dejar a la escuadra chechena en el lugar 14 de 16 en la liga rusa.

«¿Qué infraestructuras echa en falta Gullit, cuando estrellas del fútbol mundial como Maradona, Cafú, Dida, McManaman o Figo han alabado el estadio de Grozni? Esperábamos que Gullit se fijara en los jugadores, pero todas las esperanzas han sido en vano, y nos vemos forzados a prescindir de sus servicios», expresó Kadírov tras despedir al entrenador.

Por otra parte, un motivo más para decirle adiós fue el hecho de que pasaba más tiempo «en bares y discotecas» que en los campos de entrenamiento.

Lee también   "Francia acabará con el reinado de los españoles": Gullit