El próximo 20 de marzo el Stadium of Light, estadio de Sunderland, podría convertirse en un palenque. En esta fecha saltarán a la cancha dos gallitos que ya se traen ganas y se la tienen más que cantada: Asamoah Gyan y Luis Suárez.

En un auténtico duelo de morbo, las ganas por ver el choque entre el ghanés y el charrúa ya calienta motores entre los aficionados del futbol. Y es que el africano ha declarado recientemente que Suárez es enemigo público número en Ghana y que de topárselo en un campo de juego le va a cobrar la afrenta del Mundial de Sudáfrica.

Los tonos de las advertencias han ido desde hostigarlo con insultos y ofensas hasta sacudirlo a patadas, pues aún no le perdonan la mano santa que los dejó fuera de semifinales en la Copa del Mundo. Pese a que el uruguayo fue expulsado y Gyan falló el penal, el jugador de Sunderland responsabiliza a Suárez de esa «tragedia» que tan amargo dolor ha dejado en Ghana.

Hagan sus apuestas, señores.

Lee también   Festejan con chelas