Pese a haber anotado un doblete en la ida de los octavos de final contra el Tottenham, Gonzalo Higuaín fue uno de los jugadores de la Juventus que cargó con más críticas luego del empate con el equipo inglés.

Tras haber fallado un penal que pudo ser el tercer gol bianconero, cayeron los cuestionamientos sobre el delantero argentino quien replicó en su cuenta de Instagram: “Qué fácil es hablar después del partido desde el sillón de la casa“.

Higuaín opinó que el partido de la Juve no fue malo ni mucho menos el suyo, pero el resultado final los terminó condicionando. “Hasta el 2-0 era la foto perfecta y después del 2-2 cambian todas las opiniones”, indicó.

A nosotros no nos interesa y vamos a Londres a clasificar. Un abrazo a todos aquellos que quieren el bien de Juventus“, finalizó el ‘Pipa’, que una vez más fue el blanco de los señalamientos.

La vuelta entre los Spurs y la Vecchia Signora será en Wembley, el próximo día 7 de marzo.

Lee también   KASSAI | El más joven en pitar una final