Guillermo Madero, director de seguridad en espectáculos futbolísticos, organismo dependiente del Gobierno local de Buenos Aires, aseguró este miércoles que pedirían cambiar la fecha del partido de vuelta de una hipotética final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors por el G20.

River Plate se clasificó este martes para la final y si Boca Juniors hace lo mismo esta noche definirán al campeón de la Copa Libertadores el 28 de noviembre en el Monumental de Buenos Aires, dos días antes del comienzo de la Cumbre del G20, que se realizará a pocos kilómetros del estadio y que requiere un importante operativo de seguridad.

«Vamos a pedir postergar el partido de vuelta en cancha de River de jugarse el superclásico por la Libertadores. Ese día estaremos abocados al G20″, dijo Madero en una entrevista con Radio Rivadavia.

Además, aseguró que no ve «posibilidades» de que ese partido se juegue con público visitante por temor a enfrentamientos entre los hinchas, resaltó la agencia EFE.

Boca Juniors venció al Palmeiras por 2-0 en la ida de la semifinal y esta noche buscará en Brasil sellar su clasificación para la final.

Si pasa el Xeneize, el partido de ida será en la Bombonera el 7 de noviembre y el de vuelta en el Monumental.

En cambio, si el otro finalista es el Palmeiras, el campeón se definirá el 28 de noviembre en el Allianz Parque de Sao Paulo.

Lee también   PSG confirma el fichaje del español Juan Bernat