En otro partido amistoso de este día, Bulgaria dio la sorpresa al humillar a Holanda en su propia cancha. Ante su gente, la Naranja Mecánica se vio doblegada en el último minuto por unos búlgaros que se tomaron con demasiada seriedad el encuentro.

Pese a que los tulipanes abrieron el marcador por conducto de Van Persie (45′), tras un buen pase de Sneijder, Holanda sufrió ante un equipo que se defendió bien y le sacó provecho al contragolpe. Al 50′, Popov empató los cartones mediante la vía del penalti. En tiempo de compensación, Mitsanski remató un gran centro de Manolev para conseguir una victoria inesperada ante uno de los candidatos a ganar la Euro.

Lee también   Todo el jugo