«En el futbol cualquier coincidencia se vuelve sospechosa ante la falta de claridad» 

SE LA PELÁEZ

Nunca fue santo de devoción de Ricardo, pero era demasiado caro cesar de su cargo a Pedro Caixinha cuando Peláez llegó a la máquina. Entonces Billy le pidió mantenerlo y ver que pasaba.

Pedro y Ricardo se fueron a cenar, tres días después ya eran amigos y Caixinha tuvo el vo.bo. del Director Deportivo. El Cruz Azul cambió su cara y después de seis torneos consecutivos de no clasificar y lograr solo unos cuartos de final, Richard como directivo los llevó a calificar en primer lugar jugando fantástico. Llegaron a la final contra su ex, el América, como una escena de película, entonces Cruz Azul hizo su parte y volvió a perder una final con América. Esta vez siendo local y como amplio favorito.

A veces se requiere de mucho esfuerzo para estropear las cosas. Caixinha hizo todo lo posible. Jugó como equipo chico, quería llegar a los penaltis o ganarlo por cansancio del contrario, aún no se sabe cual era su táctica.

Caixinha le tuvo miedo al triunfo, pensó que aún sus muchachos no estaban listos para ser campeones tal vez. La afición pedía su cabeza. Billy de nuevo le pidió a Peláez que se respaldara a Pedro, salía aún muy caro rescindir el contrato.

Ricardo Peláez quería ya uno nuevo técnico, de nuevo se la jugó con lo que tenía y con lo que pidieron respaldar. Caixinha fue perdiendo la paciencia con la prensa, se le veía molesto, en una ocasión le dijo a un reportero que le «valía madres» lo que dijeran de él.

También reviró a otro compañero de prensa cuando le expuso que el planteamiento de Cruz Azul era deficiente. Lo calló diciendo el famoso: «¡Eso lo dices tú!, es tu opinión y es muy pobre». Ante la mirada de su jefe, Richard le tiraba mirada de «no succiones».

Al fin Billy aceptó pagar la clausula de rescisión del DT. Al fin Ricardo Peláez tendría la oportunidad de elegir su director técnico, pero parece ser que no y como las novelas del canal de las estrellas duran más que los torneos de la Liga MX, siempre los directivos encuentran la manera de meter la dramaturgia en todas las negociaciones para competir con las comedias del 2.

Uno imagina que si vas a echar a un DT a medio torneo es porque ya tienes un plan ‘B’, un entrenador casi amarrado. Al parecer Peláez, como buen directivo que es ya lo tendría, nada más que no contaba con la astucia de Billy Álvarez, Robín (no el de Batman, el hijo de Billy), Alfredo Álvarez (hermano de Billy) y hasta Victor Garcés (cuñado, abogado, tapadera y sabrá dios que más de los Álvarez). 

ÚLTIMA HORA> En Futbol Picante anoche se presentó Victor Garcés para hablar de primera mano sobre la situación de Cruz Azul. Fue un programa épico.

Garcés destapó la cloaca que es Cruz Azul como equipo de futbol, resaltó que Alfredo Álvarez y él habían vuelto a ser vicepresidentes del club y son de nuevo un consejo con voz y voto. Soltó que Robert Dante Siboldi es el nuevo entrenador del Cruz Azul, que nunca fue opción Mohamed y que un director deportivo no tiene porque decidir quién es el nuevo director técnico.

Victor Garcés escuchando a Ricardo Peláez en la llamada que interrumpió su entrevista

Para sorpresa del mismo Garcés y los panelistas, Ricardo Peláez interrumpió la entrevista con una llamada telefónica. Todos pudimos observar de primera mano porque Cruz Azul no es campeón desde hace 22 años, porque no hay continuidad a ningún proyecto en La Noria.

Peláez dijo que gracias al programa se enteraba que Siboldi sería el nuevo entrenador, él estuvo en junta con Billy y no se le dijo nada definitivo. Que también se enteraba recién que Garcés era vicepresidente junto con Alfredo Álvarez ya que en un año y un mes de gestión solo los había visto en una ocasión. Increpó a Garcés preguntando qué: «¿Entonces para qué tienen un director deportivo? si no puede ni siquiera elegir al técnico». Ricardo agregó que Mohamed era la opción uno para él y se lo hizo saber a Billy.

Garcés le respondió que el director deportivo solo estaba para «enriquecer» ciertos aspectos del club, más no para decidir los destinos del equipo y sentirse dueño de la institución. Además le reclamó los 80 millones de dolares que se gastó en su gestión. A lo que Peláez replicó que no era un gasto sino una inversión. «Nunca vamos a recuperar ese gasto de 80 millones, eso no fue una inversión, fue un gasto», volvió a reclamar Garcés. Agregó que si hay externos que quieren destruir al Cruz Azul no pueden hacer nada, pero no van a permitir que alguien lo haga desde el interior.

Todo el orden y estabilidad que consiguió Peláez acabarán en los canales de Xochimilco.

Hoy viernes habrá noticias, a ver en que termina el culebrón. Si se le acepta o no la renuncia a Peláez, que después de la poca clase que mostró su ‘vicepresidente’, seguramente no habrá manera de que continúe.

 

ME ABURRO

La rumorología ha alcanzado niveles conspiratorios. Atlético San Luis, Cruz Azul sin entrenador y próximamente, tal vez, Toluca y Chivas necesitarán nuevo DT. Mismo tiempo que Gustavo Matosas botaba cual fámula de Polanco su empleo como seleccionador tico, el motivo: «Me aburro». Una frase que en Homero Simpson es una delicia, pero en un mortal es una manera horrible de dejar un cargo como entrenador de cualquier representación deportiva nacional.

Gustavo tiene fama de pactar nuevos convenios teniendo trabajo o tomar trabajos cuando aún está ocupada la plaza. Matosas llegó a Querétaro cuando aún tenía contrato con Danubio, aceptó sustituir a Comizzo sin finiquitar nada con los uruguayos.

El 24 de novimebre de 2014 renuncia al León después de tremendas gestiones, no clasificó a la liguilla de esa temporada y decidió renunciar. Desde ese momento se dijo que la decisión de dejar a los ‘Panzas Verdes’ se debía a que un ‘grande’ lo estaba buscando. Y así fue.

Ricardo Peláez tenía firmado a Gustavo Matosas justo cuando el Club América aún se encontraba disputando la liguilla. Mohamed que dirigía a las águilas ganó y les dejó la Copa en las vitrinas de Coapa. Entonces se anunció a Matosas el 17 de diciembre de 2014.

Desde su salida de México hace no más de tres años, no ha encontrado estabilidad. Ya entrenó en Arabia Saudita, en Paraguay, en Argentina y Costa Rica.

¿Renunció por tener ofrecimientos o ver oportunidades en la Liga MX?

HORRIBLE PERALTA

Es demasiado inventivo para ser un simple cazagoles como algunos le llamaron en un tiempo. Los goles y los reflectores le llegaron cuando ya no era ningún jovencito. Aún así ha ganado ligas y sobre todo: La medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londrés.

Su consolidación en la liga fue cuando pasó de la Comarca Lagunera al tuneado barrio de Coapa. Su llegada al América fue su mejor momento, aquel día los diarios no hablaban más que de la bomba que había adquirido el América. No había duda de que aquella contratación era ‘el fichaje’ de la temporada.

En cambio el traspaso de Peralta a las Chivas más que bomba se convirtió en un «¿Porqué?», en dudas, en cuestionamientos y polémica. Por costo, por edad y porque simplemente no anda y la mayoría dijimos que no iba a andar.

El ‘Hermoso’ no anota gol desde el 21 de septiembre de 2018, está a unos días de cumplir un año de no mover las redes.

Cuando llegó a las águilas no tenía una nube oscura sobre él, Santos no genera ninguna sombra, a pesar de que es claro que tiene los colores ‘guerreros’ tatuados. Anotó 9 goles en su primer torneo de liga con las águilas y fue en ascenso.

Ganó diferentes campeonatos con los azulcremas, se volvió ídolo de muchos aunque no referente. Portó el listón de capitán en suficientes encuentros como para ser uno de los lideres del equipo en los últimos torneos.

Su traspaso a Guadalajara parece estar maldito, como otros varios que han pactado con el enemigo; Ramón Ramírez, Luis García, Oswaldo Sánchez y otros que no pudieron brillar con las dos camisetas y que fueron de Chilangolandia a la tierra del maricahi o viceversa. Mucho menos cuando fueron las directivas las que pactaron sin preguntar al jugador. En el caso de Oribe aunque se mencionó que fue considerado para este movimiento, se dice que Televisa accedió y obligó a la directiva de América a soltar un delantero a Guadalajara por la pronta renovación de derechos televisivos de Chivas.

Oribe trabaja, lucha, pero las piernas ya no le ayudan -su equipo menos- y al parecer su gran optimismo no le alcanzará para lograr alguna meta con los rojiblancos, sea la que se haya impuesto en el rebaño sagrado.

Su inicio como chiva ha sido horrible y tik tok, el reloj sigue su marcha en contra.