Hungría, Ucrania y Grecia sumaron equipos en la fase de grupos de la Champions

Foto: @Fradi_HU

El Ferencvaros húngaro puso fin a 25 años de espera y volverá a disputar la fase de grupos de la Liga de Campeones, tras certificar su presencia pese a igualar 0-0 en casa con el Molde noruego.

Un empate que hizo valer los tres goles que el conjunto magiar anotó en la ida, donde los del ucraniano Serhiy Rebrov, lograron un valioso empate (3-3), en choque en el que tras adelantarse por 0-2, el Ferencvaros acabó empatando con un gol de penalti a tres minutos para el final.

El Molde dispuso de un par de buenas ocasiones para marcar el gol que le hubiera otorgado la clasificación, pero ni Erik Hestad, que se encontró con el portero local, ni Ola Brynhildsen, a dos minutos para el final, lograron anotar.

Mucho menos ha tenido que esperar el Dinamo de Kiev, que cuatro años después, volverá a disputar la fase de grupos de la máxima competición, al derrotar por 3-0 a un Gante, al que ya se impuso por 1-2 en el encuentro de ida.

Por su parte, el Olympiacos griego, un habitual en la máxima competición continental, disputará por segundo año consecutivo la fase de grupos de la Liga de Campeones, tras hacer valer el 2-0 de la ida, tras empatar este martes 0-0 en su visita al campo del Omonia chipriota.

Lee también   Wenger: "No mentiré, clasificar es difícil"