La Federación Inglesa de Fútbol (FA) ha acusado este lunes al delantero del Manchester United Zlatan Ibrahimovic y al defensa del Bournemouth Tyrone Mings de «conducta violenta» por el incidente en el que se vieron involucrados el pasado sábado en el estadio de Old Trafford.

Mings, de 23 años, pisó a Ibrahimovic en la cabeza al intentar saltar sobre él en un lance del juego, y el sueco, en la jugada posterior, le devolvió el gesto con un codazo en la cara tras un saque de esquina.

Ambos jugadores tienen hasta este próximo martes para apelar la acusación de la FA.

«Los dos jugadores estuvieron involucrados en dos incidentes diferentes alrededor del minuto 44 del encuentro que no fueron vistos por los árbitros, pero sí en televisión», informó el máximo organismo del fútbol inglés mediante un comunicado.

Los codazos y los pisotones suelen ser castigados con tarjeta roja, por lo que tanto Ibrahimovic como Mings podrían ser suspendidos durante tres partidos.

Lee también   Barcelona intentó fichar a un jugador del Manchester United