El internacional argentino ha sido el principal referente goleador del Inter en las últimas temporadas.

Tal parece que la relación entre Mauro Icardi y el Inter de Milán, por más que se ha intentado reparar, sigue en caída libre. Y es que este martes apareció un nuevo capítulo en la escandalosa actualidad del argentino, mostrando fija su postura y poniendo condiciones para volver a vestirse corto.

Según aproximó la Gazzetta dello Sport, Wanda Nara, esposa del delantero y representante del mismo, le hizo llegar a la cúpula directiva que si no le devolvían el brazalete de capitán a Icardi, este se negaría a volver a jugar para el equipo próximamente. A su vez, dicho tema se mantiene al margen de una posible propuesta de renovación de contrato.

Pero no menos importante ha sido las declaraciones de Fabio Peratici, director deportivo de la Juventus, quien afirmó que la situación de Icardi, en principio, es algo que a ellos les podría interesar en junio, dejando entrever su seguimiento al goleador albiceleste. Lo cierto, es que se aproximan horas claves en esta problemática.


 

Lee también   Tiene 8 años, ya lo siguen los grandes