Hace dos meses, Iker Casillas caía desplomado en un entrenamiento del Oporto debido a un infarto al miocardio. La rápida reacción de los médicos del club y la buena condición física del arquero evitaron que ocurriera una catástrofe.

A través de un cateterismo, Joao Carlos Silva, logró corregir el problema cardiaco de Iker, y lo mejor de todo, sin que hubiese ningún tipo de secuelas.

Iker regresa a los entrenamientos del Porto

En los días posteriores a la intervención quirúrgica, el equipo médico que trató a Casillas fue claro. “El retorno a las canchas de Iker se dará si se cumplen 3 premisas. Su reacción a los medicamentos. La fortaleza natural que vaya tomando su corazón. Y especialmente la voluntad del jugador”.

Es esto último que nos permite prever un retorno próximo de Casillas. Desde que la prensa comenzó a esparcir el rumor de un posible retiro, el golero refutó. “Habrá un día en que me tenga que retirar. Déjenme anunciar esa noticia en el momento preciso”.

Por ahora, el actual arquero del Porto subió a sus redes sociales un esperanzador mensaje: “Vuelta al trabajo. Primer día”.

Deseamos que su recuperación sea total, y sigamos disfrutando de su don que tantas cosas hermosas le ha dejado a la historia del fútbol.

Lee también   Eder Militao, el general de la defensa