En la recta final de la final (valga la redundancia) de la Eurocopa entre España e Italia, Iker Casillas estuvo activo con el arbitraje. Al colegiado que se encontraba atrás de su portería le demandó que interviniera para que no se agregara tiempo de compensación, pues la Furia Roja ya tenía ganado el encuentro 4-0 y por actitud deportiva no era merecida una humillación a Italia con más minutos añadidos. «¡Respeto por Italia! ¡4-0 ya!», expresó el capitán español.

¿Cómo ven el gesto de Iker?

Lee también   Gustavo Matosas cerca de dirigir a la Selección de Honduras