Esta semana nos sorprendimos con lo acontecido en Turquía. Bueno, pues una vez más el futbol vuelve a deleitarnos con imágenes aplaudibles. En esta ocasión tuvo lugar en Suecia y el motivo es una protesta hacia el futbol actual, es decir hacia ese deporte que se ha convertido en negocio, show mediático y que se ha olvidado del balón. De igual forma es también un mensaje de repudio a la violencia que se registra en estadios.

Los orquestadores de dicha iniciativa fueron aficionados de AIK y Djugardens, acérrimos rivales del futbol sueco, quienes acordaron dejar de lado sus odios deportivos para llevar a cabo esta protesta. Durante los primeros 10 minutos guardaron silencio para honrar al futbol que ya no existe. Pasado ese tiempo estallaron en júbilo en referencia a las pasiones reprimidas con el arribo del futbol moderno.

Asimismo lanzaron y prendieron bengalas, suceso controlado, para mostrar que esas acciones fomentan la violencia en estadios y únicamente ha logrado alejar a la gente de las tribunas, principalmente mujeres y niños.

Lee también   Muy buenas habilidades