Tigre tiene en sus manos la opción de convertirse en el primer equipo que disputará la Copa Libertadores, mientras forma parte de un torneo de segunda división, en este caso la Primera B Nacional. El club argentino descendió esta campaña a causa del sistema de promedios.

El ‘Matador’ solo necesita consagrarse en la Copa de la Superliga argentina, que otorga un boleto a la máxima competición de clubes del continente.

Para lograr esta situación atípica en el mundo del fútbol, deberá cerrar su serie de semifinales ante Atlético Tucumán, a quien venció con un contundente 5-0 en el duelo de ida. De concretar el pase, le tocará medirse al ganador de la otra llave, que protagonizan Boca Juniors y Argentinos Juniors.

Parece que todo juega a favor de Tigre y su intención de jugar la próxima edición de la Libertadores, y es que, la Conmebol comunicó que el reglamente que impide que un equipo de segunda dispute competiciones internacionales entrará en vigencia a partir de la temporada 2020-21.

Lee también   Pablo César Aimar se retira jugando para el equipo de su pueblo