Insultos racistas provocaron suspensión de un partido en la segunda de España

Foto: Vía twitter

El partido entre el Rayo Vallecano y el Albacete ha quedado definitivamente suspendido al descanso y no se jugará la segunda parte, debido a los cánticos en su contra que ha sufrido el jugador del conjunto manchego Roman Zozulya durante toda la primera mitad.

Una parte de la afición del Rayo, la situada en el único fondo del estadio, cantó en reiteradas ocasiones durante la primera mitad ‘Roman Zozulya puto nazi’.

Los cánticos provocaron que el árbitro parara el partido durante unos instantes en la primera mitad para que se pidiera por megafonía el cese de los insultos.

La historia de Zozulya con el Rayo se remonta a enero de 2017, cuando el ucraniano llegó cedido por el Betis. Unos días después de anunciarse su incorporación se marchó de regreso a Sevilla sin debutar ni entrenarse con sus nuevos compañeros debido al rechazo que mostró la afición vallecana por él, al que le acusaron de «filiación nazi».

Lee también   El hijo de José Mourinho calienta el Clásico