Vaya aseveración que lanzó el propietario del Inter de Milán Mássimo Moratti a un grupo de seguidores neroazzurris en un viaje de paseo que hacía en una provincia italiana acompañado de su esposa. Resulta que Moratti prometió a los fans interistas la contratación de Lionel Messi para el próximo mercado invernal y es que al ser abordado por los fans del equipo que le reconocieron de inmediato, le cantaron que “les diera a los fanáticos el regalo de enero”, haciendo referencia a una contratación bomba, en particular a Messi.

Moratti no dudó en responderles y con una sonrisa en los labios les aseguró que: “En enero os traigo a Messi”.

No pasó de ser sólo eso si usted gusta, una broma o un comentario lanzado al aire quizás, pero para nadie es un secreto que Moratti siempre ha reconocido que Messi es una de sus grandes debilidades y, aunque es impensable que el Inter vaya a fichar al argentino el próximo mes de enero, sus declaraciones pueden ser tomadas como una declaración de intenciones de cara al futuro.

Curiosamente y para alimentar más la polémica, Messi aterrizó ayer por la noche en Milan para cenar junto a su compañero de selección Lavezzi.

Uno nunca sabe, pero igual y en una de esas, Moratti da la gran sorpresa. ¿Será?

Lee también   Día especial para Zlatan