Inter y Roma igualaron este domingo a un gol en San Siro, en un partido que confirmó el difícil momento que viven ambos equipos, actualmente atascados en el cuarto y quinto lugar, respectivamente, de la tabla de posiciones de la Serie A de Italia.

Los ‘neroazzurri’ acumulan seis encuentros sin conocer la victoria, y los ‘giallorossi’ cuatro, por lo que el empate poco les sirve a las dos escuadras que, al inicio de la temporada, tenían aspiraciones de pelear el ‘Scudetto’.

El primer tiempo fue de mutuo respeto entre los rivales, sin grandes ocasiones en el primer cuarto de hora, y con mucha fricción en el mediocampo, como es habitual en el fútbol italiano.

La primera clara del partido la tuvo el conjunto local al 29′, en una doble chance que, ni el croata Ivan Perisic, ni el español Borja Valero, pudieron concretar, gracias a la buena labor del guardameta brasileño Allison Becker.

En la jugada a continuación, el arquero titular de la ‘Canarinha’ puso a correr con un gran saque al atacante italiano Stephan El Shaarawy, quien aprovechó un error defensivo de Davide Santon y se la picó al arquero esloveno Samir Handanovic para colocar el 0-1.

Ese arrebato de la ‘Loba’ fue de lo más destacado que generó en el cotejo, pues el dueño de casa reaccionó con fuerza, aunque chocó una y otra vez con el muro llamado Allison que cuidaba la portería de los capitalinos.

El capitán de los lombardos, el argentino Mauro Icardi, fue la principal víctima del cancerbero amazónico, que primero le sacó un remate de pierna izquierda, al 74′, y seis minutos más tarde le tapó un violento derechazo a quemarropa.

Lee también   Dybala guía el triunfo de la Juventus ante Brescia

Ya con el murmullo bajando de la grada y la necesidad de puntuar como fuere, el mediocampista uruguayo Matías Vecino finalmente colocó el tan buscado empate al conectar un buen centro del balcánico Marcelo Brozovic.

Con este punto «salvado», el Inter evita que la Roma le arrebatara el cuarto puesto, aunque ese hecho podría darse el miércoles, si los de Eusebio Di Francesco vencen en el partido que tienen pendiente desde septiembre ante la Sampdoria, conjunto que actualmente ocupa la sexta casilla.