El Estado Islámico (EI), también conocido como Isis, hizo este martes su primera amenaza oficial contra Rusia 2018, al colgar una imagen en un portal digital de un terrorista portando un fusil AK-47, y una bomba que lleva la bandera del grupo extremista frente a un estadio de fútbol, con el logo del Mundial de fondo.

Aproximadamente un millón de turistas viajarán a Rusia para presenciar la máxima fiesta del fútbol en el mundo, por lo que el EI exhortó a los yihadistas a realizar ataques terroristas durante la justa, que se celebrará del 14 de junio al 15 de julio del próximo año en 11 ciudades distintas del país europeo.

Rusia está en la mira de Isis por los constantes ataques aéreos en Siria que ha dirigido el presidente de ese país, Vladimir Putin, cuya imagen ya fue agujereada por balas en otra imagen propagandística del EI, junto a la de su homólogo estadounidense Donald Trump.

El violento grupo formado entre Siria e Irak aprovechó esta ocasión para publicar en Al Wafa, un portal cercano, un extracto de un verso coránico en el que instan a los «lobos solitarios» y demás seguidores a aprovechar cualquier oportunidad para atacar en Rusia y EEUU.

El pasado mes de abril el EI se hizo sentir en San Petersburgo, la segunda ciudad más grande de Rusia, donde hizo detonar una bomba en el metro que acabó con la vida de 14 personas.

Justo este martes los yihadistas perdieron la ciudad siria de Al Raqa, lo cual representa una baja importante en sus pretensiones territoriales, si bien en Europa y otros lugares del mundo su campaña terrorista sigue activa.

Lee también   Guardado sobre el Mundial: "Me tacharán de loco, pero ojalá seamos campeones"