En partido amistoso disputado en Milán, Italia 1-1 Alemania.

Históricos del futbol, italianos y alemanes no se andan con cosas para partidos amistosos. Los juegos moleros no son para ellos, y así lo demostraron en un encuentro que sirvió para que enseñaran sus armas. Fue el gol de la Azzurra lo que más deleitó, o mejor dicho el pase que le brindó Leonardo Bonucci a Ignazio Abate para que éste anotara al 28′. Sí, dos defensores construyeron a la ofensiva.

Previamente, Alemania se había puesto en ventaja con cabezazo de Mats Hummels al 8′. El tanto germano sirvió a Joachim Löw para ver que también mantienen vigente el juego aéreo para lastimar al contrario.

Lee también   Delantero tico llega a Pachuca, o mejor dicho a Murciélagos