El Barcelona, autor de un inicio de campeonato de récord, apabulla a sus competidores, al punto de que el entrenador del Real Madrid, José Mourinho, considera que su equipo, a 13 puntos del club catalán tras 16 jornadas de liga, ya no tiene opciones de ganar el título…

José Mourinho tiró definitivamente la toalla ayer por la noche, después de que su equipo volviese a tropezar, empatando en casa contra el Espanyol cuando todavía quedan seis meses de competición y 22 jornadas de liga por disputar.

«Está prácticamente imposible», dijo Mourinho. «Nunca me he visto en una situación como esta, de perder tantos puntos y tener al equipo tan lejos de sus objetivos. Es nuevo para mí, pero no hago un drama sino que lo tomo como una etapa en mi vida. No me falta fuerza para acabar la temporada lo mejor posible», añadió.

Este fatalismo puede sorprender en alguien como el portugués, más incluso cuando él mismo criticó con fuerza la falta de compromiso de algunos de sus jugadores el miércoles tras las derrota de su equipo contra el Celta de Vigo (2-1) en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey.

La realidad es que el Barcelona avanza esta temporada a un ritmo sin precedentes en la historia de la liga española. El club azulgrana suma 15 victorias y un empate en los 16 primeros partidos de liga y ya aventaja en 9 puntos al Atlético y en 13 al Real Madrid, diferencia, que por como se vienen dando las cosas, al menos para Mourinho empieza a sonar definitiva.

Lee también   Otro más de Vela; llegó a 10 goles

¿Cómo ven a Mou?