Apenas el fin de semana había trascendido en algunos medios ingleses que Andre Villas-Boas se reunió con sus jugadores para pedirles un favor muy especial: que cada vez que anotaran un gol festejaran con el cuerpo técnico. “Cree que celebrando juntos, se da una sensación de unidad mayor”, dijo un portavoz del Chelsea a The Sun.

La petición del entrenador blue tiene como objetivo calmar las críticas y tensión que se han generado por el juego del equipo. Sin embargo ante Manchester City, partido donde ganó Chelsea 2-1, los anotadores no festejaron con Villas-Boas. Tanto Meireles como Lampard corrieron a celebrar con la tribuna y no pelaron a su técnico.

¿Síntoma de que no hay buena relación entre algunos jugadores y Villas-Boas?

Lee también   Hay que aprender inglés