El futbolista brasileño Robinho fue condenado este jueves por la Justicia italiana a nueve años de cárcel, por su presunta participación en una violación en grupo a una joven albanesa en 2013, cuando jugaba en el AC Milan, según reseñaron medios italianos.

La violación a la joven de 22 años se habría producido el 22 de enero del 2013 en una discoteca de Milan, donde Robinho, un amigo suyo y otros cuatro sujetos supuestamente emborracharon a la víctima y abusaron sexualmente de ella.

Así lo informó la jueza Mariolina Panasiti, de la IX Sección Penal del Tribunal de Milan, quien redujo en primera instancia a nueve años de prisión la sentencia al actual futbolista del Atlético Mineiro, luego de que la Fiscalía pidiera una pena de una década.

El amigo del internacional brasileño recibió la misma pena, mientras que el proceso contra los otros cuatro sujetos quedó suspendido por desconocerse su identidad y paradero.

La joven, que deberá ser indemnizada con 60 mil euros (unos 71 mil dólares), dijo en el juicio que conocía a Robinho y a algunos de sus amigos, y que estuvo con ellos y dos amigas más en el bar «Sio Café» de Milan aquella noche.

Después que las otras mujeres se fueron a su casa, el grupo de hombres, entre ellos Robinho, le ofrecieron de tomar hasta dejarla inconsciente, a punto tal de estar en capacidad de impedir la presunta violación.

Ex jugador de Santos, Real Madrid, Manchester City y Milan, el atacante de 33 años volvió el año pasado a su país, desde donde ya condenó dichas acusaciones por considerarlas falsas, tal como lo hizo en octubre de 2014, cuando trascendió la noticia de que en Italia se le investigaba por estos hechos.

Lee también   Davids acusa a Cruyff de racista

Sin embargo, no es la primera vez que a Robinho lo vinculan a un caso de violación. En 2009, cuando jugaba en la Premier League, la policía lo detuvo y lo investigo por una presunta agresión sexual en un club nocturno de Leeds, aunque posteriormente fue liberado bajo fianza tras ser sometido a un interrogatorio en el que desmintió esas acusaciones.