En partido correspondiente a la Jornada 16 de la Serie A, la Juventus recibió en el Allianz Stadium al Inter de Milán, quien llegó a disputar el Clásico de Italia como líder de la competencia.

Los visitantes se hicieron con el dominio de la pelota y lograron jugar en el campo de los comandados por Massimiliano Allegri, durante los primeros 15 minutos del partido, sin embargo, ese dominio no pudo verse reflejado en el marcador y ni siquiera con llegadas de peligro sobre la portería de Szczesny.

Conforme avanzaban los minutos, el conjunto local se recuperaba y tomaba mayor protagonismo y estuvo a punto de abrir el marcador en el cierre de la primera mitad, el croata Mario Mandzukic se quedó muy cerca de conseguir la anotación con dos testarazos, primero una gran intervención de Samir Handanovic le negó el gol y posteriormente fue el travesaño.

Samir Handanovic fue la figura del encuentro y la pieza clave para mantener el 0-0.

En el complemento, la figura de Handanovic creció cada vez más ante la presión constante de la Juventus, que se terminó convirtiendo en una auténtica práctica de tiro y a pesar de los contragolpes encabezados por Icardi y Brozovic, los locales persistían en encontrar la anotación.

Las modificaciones de Luciano Spalletti cumplieron con su objetivo de cerrar el partido, aunado al gran trabajo defensivo interista y las grandes intervenciones de su guardameta, el conjunto local no logró abrir el cerrojo visitante y el 0-0 prevaleció hasta el final.

Con este resultado, el Inter llega a 40 puntos y mantiene el liderato, a la espera de lo que haga el Napoli, mientras que la Juventus asegura el tercer lugar de la clasificación, con 38 unidades.

Lee también   "Que Dios nos eche una mano": Peralta