Kamara, versatilidad en toda su expresión

Boubacar Kamara,  a sus 20 años puede presumir de muchas cosas.  Primero, de ser un defensa tan regular con el Olympique de Marsella que hoy en par de temporadas, se acerca a los 60 partidos como titular. Otra cosa de la que puede sacar pecho es que se ha paseado con éxito por todos los puestos de la defensa, excepto lateral izquierdo. Es decir, es buen central por la derecha e izquierda, buen carrilero izquierdo e incluso, un volante cinco de buen corte y salida, zona donde recientemente ha sido utilizado.

Ha hecho todo el ciclo de selecciones con éxito y espera pronto dar el salta a la absoluta. Mientras, sigue siendo un destacado elemento en la Ligue 1, garantizando seguridad en el Marsella.

«Yo soy un defensa central. Es mi posición de formación y donde me quiero instalar. Después, si hace falta ayudar al equipo cuando haya lesiones y suspensiones, es el técnico quien elige. Es verdad que eso es positivo también a nivel de experiencia, lo almaceno. Esa polivalencia muestra también mis posibilidades”, dijo recientemente a L´Equipe, otro de los medios que se desvive por su talento.

Nacido en Marsella de ascendencia senegalesa, está en el equipo desde los seis años. En diciembre de 2016, a los 17 años debutó en el primer equipo por Copa de Francia y en la temporada pasada se asentó como jugador regular.

Edad: 20 años (23 de noviembrede 1999)
Lugar de Nacimiento: Marsella, Francia
Estatura: 1.84 metros
Peso: 69 kg
Posición: Central / volante cinco
Pie: Derecho
Precio: 30 millones de euros (según Transfermarkt).
Equipo: Olympique Marsella (Francia).

Pegada

Le falta desarrollar este aspecto. Es un gran pasador, pero del cañonazo, el trabajo va en progreso. Sin embargo, como mediocentro, ya se ha animado a pegarle a media distancia y embocar al arco 5/10.

Técnica

Destaca por una de sus virtudes más vistosas: su juego con el balón en los pies. Siempre ha sido un central muy limpio con la posesión, un defensa que conduce con la cabeza levantada y construye los ataques asumiendo la responsabilidad de entregar los primeros pases. Por este desempeño, ha sido probado como mediocentro, con éxito . 8/10

Regate

Como le gusta salir con el pie, tiene un altísimo nivel de regates efectivos. Más del 70% de sus regates son buenos y su conducción con la pelota le ha hecho ser un buen playmaker. Cuenta ya buenas asistencias esta temporada. 8/10

Lee también   La nueva de Barton: llama "transexual" a Thiago Silva

Capacidad goleadora

Como central no tenía mayores oportunidades de ir por el gol, más allá de la pelota quieta y ahora de mediocentro, quizás se atreva un poco más. Con las selecciones francesas está en deuda en este aspecto, pero esta temporada ya ha sumado goles. Los empieza a fabricar, más no los termina. 5/10.

Velocidad

Su genética senegalesa le ayuda. Quizá era un desperdicio tenerlo como central, si junto a su buen manejo de pelot, puede armar a pura velocidad un gran ataque al contragolpe, es un chico con bastante velocidad. 7/10

Físico

Es un privilegiado, pues a su edad tiene una estatura elevada y una masa muscular potente. Ha ganado el 84% de los duelos con los rivales y el 96% de los choques van a su favor (según In Stats). Físicamente, es una muralla que ayuda a una buena defensa, aparte de tener un buen juego aéreo. 8/10

Ubicación

No ha sido versátil. Su área de acción es el centro de la defensa, siendo central sencillo por la izquierda en línea de cuatro o stopper por la izquierda en línea de tres, como trabaja ahora el Inter. No se ha animado a hacer otras funciones en su corta carrera, pero ser zurdo natural le da un plus en esa demarcaci. 7/10

Estilo de juego

La fiabilidad ofrecida por Álvaro González y Duje Caleta-Car como pareja de centrales en los últimos tiempos y el rendimiento de Kamara en la medular han propiciado que el canterano se desempeñe con éxito como mediocentro único, donde brilla su lectura para compensar los movimientos de los compañeros y recuperar balones. En cierta medida, el Olympique de Marsella ha ido preparando a Kamara  para sentirse estable y reforzar su confianza. Primero arropado en una línea de tres en momentos muy concretos para no exponerle en los inicios (cuando era centrall) y ahora como mediocentro con muchas responsabilidades pero con una red de seguridad por detrás.