Hasta agosto del año pasado, Kingsley Coman, joven francés de 19 años, era un jugador perteneciente a la Juventus. Sin embargo, Massimiliano Allegri prefirió a Paulo Dybala en esa posición y ahora debe estar planteándose lo que hizo con el joven Coman.

El jugador fue solicitado por Guardiola para reforzar su ataque por las bandas y, gracias a las lesiones de Ribery y Robben, ha tenido una participación destacada en el Bayern Múnich durante su primer año:

Coman ha participado en 28 partidos de la presente temporada, donde ha aportado seis goles y once asistencias.

El acuerdo entre la Juve y el Bayern fue de dos años a préstamo y siete millones a cambio. Sin embargo, si el equipo bávaro decide comprarlo, qué es muy probable que así sea, deberá desembolsar 21 millones más. Un total de 28 millones de euros que podrían amortizarse si los alemanes ganan el torneo.

Así lo resume La Gazzetta Dello Sport:

«Coman le ha podido costar más a la Juventus con la eliminación que lo que ingresaría con su fichaje, ya que de ganar la Champions las cifras económicas serían superiores. En el caso de que el Bayern gane el torneo, le habrá salido gratis su fichaje».

Kingsley, quien fue el que asistió a Müller para marcar el tanto del empate en tiempo de compensación, anotó un gol ‘a lo Robben’ que significó el 4-2 y la estocada final a la Juventus en tiempo extra, y declaró que «no puedo lamentarme (por lo que pasó). Ahora soy del Bayern… Si hubiera jugado con la Juve, hubiera visto esta noche de otro modo completamente diverso. ¿Mi crecimiento? Juego en un país que tiene una mentalidad diferente y por es he venido.

Lee también   FIFA | Lucharán contra corrupción

Mientras tanto, Allegri comentó que Coman hizo un buen partido. Dijo que está creciendo como jugador y resaltó que Alemania puede hacerlo aún mejor elemento.

Kingsley-Coman