Kyle Walker se puso los guantes y defendió el arco del City

Walker ingresó por el expulsado Claudio Bravo

Pep Guardiola tuvo que apelar a Kyle Walker para que custodiará los tres palos de la arquería durante el final del partido ante el Atalanta. El estratega tuvo que sustituir al cancerbero titular, Ederson, y dio ingreso a Claudio Bravo en su lugar, pero éste no finalizó el encuentro.

Ederson se vio obligado a dejar el campo de San Siro, recinto que fue prestado al conjunto de Bergamo, por problemas musculares durante el entretiempo. Bravo custodió la arquería casi toda la segunda parte, pero tuvo abandonar el choque tras ser expulsado (80’).

Walker no tuvo ocasiones de peligro

El guardameta chileno vio la roja directa luego de realizar una infracción a Ilicic para evitar que quedará prácticamente solo ante el arco. Pep se decidió por Walker, luego de analizar el posible sustituto por más de cinco minutos, que no tuvo mayores ocasiones que defender.

Tomando en cuenta este hecho inusual, el ‘City’ se llevó un empate (1-1) que vale oro de cara a sus aspiraciones de avanzar en la competición, clasificación que alcanzaría al sumar un punto con dos jornadas por disputar.

Lee también   Guardiola aclaró las razones de la suplencia de De Bruyne