Durante el encuentro del lunes pasado entre el Celta y el Espanyol, el guardameta periquito, Francisco Kiko Casilla, detuvo el tiempo con un lance espectacular donde sacó el balón a tiro de esquina cuando ya se coreaba el gol del Celta.

El remate fue picado, casi perfecto, y Kiko lo sacó con una estirada espectacular que levantó los elogios de la prensa internacional. El balón golpeó el terreno de juego y se elevó rápidamente buscando la escuadra pero se encontró con los dedos del guardamenta espanyolista.

“No sé dónde llegaré, pero nunca puedo dejar de mejorar”, comentó Casilla respecto a su gran actuación en el encuentro del lunes contra el Celta en Balaídos. “Estar en la elite no es fácil y si no evolucionas hay mucha gente que te puede quitar el puesto”, añadió.

“Escucho los elogios y ya está. Yo intento ayudar al equipo siempre en todo lo que pueda. Mi trabajo es parar”, dijo Casilla que fue preguntado sobre su futuro: “Me queda este año y otro de contrato. Estoy muy contento aquí y espero estar en este club muchos años”.

La tajada de Casilla ya le da la vuelta al mundo y desde ahora sugieren que podría ser la mejor del año.

¿Ustedes que dicen?

Lee también   Real Madrid superó al Celta de Vigo