La ausencia o presencia Lorenzo Insigne en el partido de vuelta de la Liga de Campeones ante el Barcelona este sábado continua como una gran incógnita, a pesar de que se la ha visto entrando con el equipo de manera parcial.

Foto: napoli

La lesión en el tendón del abductor del muslo izquierdo, sufrida el 1 de agosto, lo tiene marginado de un trabajo completo con sus compañeros a dos días para la visita al Camp Nou.

«Insigne se ha sometido a terapias, parte del trabajo en el gimnasio y parte en el campo con el grupo», informó el Nápoli en un comunicado oficial.

Este es el primer día en el que el italiano puede trabajar, aunque sea parcialmente, junto al resto de sus compañeros.

Todo apunta a que en caso de que no logre recuperarse, su puesto en la cancha lo ocupará Hirving Lozano, quien formaría junto a Dries Mertens y José María Callejón el tridente ofensivo.

Lee también   Cardozo espera una buena participación de Chivas en el Mundial