Foto: Youtube

El delantero Adebayo Akinfenwa, que es reconocido por ser el jugador más pesado del mundo con 105 kilogramos, probó la gloria hace un par de días tras lograr el ascenso a la Championship de Inglaterra (Segunda División) con el Wycombe Wanderers FC.

Detrás de una temporada de ensueño para el capitán del club, hay una carrera bastante complicada por cientas de trabas para jugar al fútbol.

Actualmente, con 38 años, Akinfenwa aseguró que estuvo “desempleado” hace cuatro temporadas y dijo que es muy satisfactorio ser campeón hoy en día. Además, tendrá la oportunidad de jugar en Segunda División por primera vez en su carrera, con 20 años de trayectoria.

¿Cómo se resume su carrera? Pues de la siguiente manera: desde 2004 a 2009 militó en Tercera; posteriormente, hasta 2013, en Cuarta; en la campaña 2013/14 en Tercera. Seguidamente, desde 2014 a 2018 en Cuarta y desde 2018 estuvo en Tercera División.

El delantero, quien fue pieza muy importante durante esta campaña, marcó 10 goles y repartió cinco asistencias en la 2019/20.

Aunque ha sido muy cuestionado por su peso, Akinfenwa volvió a demostrar que “no hay límites”.

«La vida y el futbol son opiniones. Hay gente que ha dado su opinión sobre mí, pero son solo eso, opiniones. Espero que mi historia demuestre que la única opinión que importa es la tuya propia», dijo en una entrevista a Sky Sports.

La promesa del delantero

Cuando el Liverpool se proclamó -hace unas semanas- en la Premier League, él asistió a uno de los entrenamientos con la elástica de los «Reds» y el club decidió sancionarlo con una multa, que le redujeron finalmente. Sin embargo, el ariete hizo una promesa: si ascendía en esta campaña, la pagaba completa.

Lee también   Inglaterra se coronó campeón juvenil del mundo ante Venezuela

Fuera de las canchas

Escribió un libro y lo publicó en noviembre de 2017, llamado «La Bestia», donde relata lo que fue -hasta ese momento- su carrera como futbolista. Además, posee una línea propia de ropa «Beast Mode On».

Desempleo a la gloria

Aunque se mencionó anteriormente, que hace cuatro años estuvo desempleado, su vida dio un giro bastante positivo y hoy en día es el goleador histórico del Wycombe, elenco donde logró el inedito ascenso a la Segunda División de Inglaterra. Sin duda, el 2020 será inolvidable para él.

Una vez más, el fútbol demostró que la edad son solo dígitos. El empeño, deseo y trabajo puede romper todos los paradigmas para lograr lo que se desea profesionalmente.

38 años para él y podría tener la oportunidad de su vida, si renueva su contrato con el Wycombe, jugar en la categoría plateada del fútbol inglés.