La emotiva historia del portero del West Ham que debutó con 33 años

David Martin está viviendo un momento de ensueño. No solo por contribuir con la sorpresiva victoria del West Ham sobre Chelsea sino también porque esta significó su debut a los 33 años de edad en la Premier League, donde además los Hammers cortaron una racha de ocho partidos sin ganar y mantuvo la valla invicta.

Martin tuvo su debut soñado, demostrando que nunca es tarde. Foto vía Twitter.

Hijo del excentral de selección y leyenda del club inglés con 20 años en la institución, Alvin Martin, pudo hacerse con la titularidad por la lesión de Lukasz Fabianski y la mala actualidad del español Roberto. El tercer portero de Manuel Pellegrini por fin pondría a valer su trabajo en los entrenamientos.

Nacido en Londres en 1986, se formó en las categorías inferiores del Tottenham y en 2004 pasó a jugar al Milton Keynes de la tercera división. Fichó por Liverpool en 2006 pero fue cedido a diversos clubes como Accrington Stanley,​​ Tranmere Rovers, Leeds United, Derby County y Leicester City, donde alcanzó su periodo más exitoso.

David Martin es abrazado por sus compañeros mientras llora al finalizar el partido. Foto vía Twitter

Con los Foxes contribuyó a su ascenso a la segunda división, donde disputó 26 encuentros y registró 13 arcos en cero, además de alzar el título. Su carrera continuó en clubes de divisiones inferiores hasta que el 3 de junio de 2019 llegó su gran oportunidad en la Premier League, fichando por el West Ham durante dos años y debutando finalmente en la máxima categoría el pasado 30 de noviembre ante uno de los grandes.

Aaron Cresswell fue el autor del gol de la victoria en el minuto 48, pero Martin se ha robado el protagonismo por ser de esas historias de vida que demuestran el valor de la disciplina y constancia; dejando además una emotiva escena cuando al finalizar el partido se fundió en un abrazo con su padre en la zona de medios, donde actualmente trabaja para una radio como comentarista.

“Mi padre no dijo mucho. Creo que los dos estuvimos con lágrimas. No parece real. Estuve bastante ansioso antes pero al final casi llegué a disfrutar del partido. Ojalá que he hecho lo suficiente para quedarme en el equipo”, dijo el guardameta al finalizar el compromiso demostrando su valía y talento en vigencia.

 

Lee también   Ribéry anhelaba jugar en el Real Madrid