Las reacciones violentes le están costando caro al Chucky Lozano en Holanda, ya que no solo ha sido suspendido por varios partidos esta temporada sino que la Eredivisie ha emitido una amenaza para que no lo expulsen más.

El atacante mexicano ha colmado la paciencia de los holandeses y por eso le han dicho que, en caso de volver a ser expulsado, pagará la sanción en dos encuentros.

Las ausencias de Lozano frente al Feyenoord, Utrecht y Willem II podrían prolongarse si recibe otra tarjeta roja contra el Venlo. Si eso sucede, no solo no jugará el siguiente duelo sino que su suspensión será de dos fechas.

En este contexto, a Lozano le quedan aproximadamente siete juegos de liga holandesa y está en la pelea por ser el goleador del campeonato, aunque ya sabe que ese deseo se puede venir abajo si ve otra expulsión.

Lee también   Liverpool vence al Newcastle con un Salah que sigue encendido