La Federación inglesa se manifiesta tras la quejas de Guardiola en Anfield

Guardiola reclamó por dos posibles penales

Pep Guardiola se salvó de ser sancionado por sus continuas y airadas quejas contra el cuerpo arbitral en el duelo frente al Liverpool en Anfield. El técnico se quejó porque no fueron señalados dos posibles penales a favor de su equipo, Manchester City.

Este lunes, la federación inglesa decidió no sancionar a Guardiola, según informaron diarios ingleses.

Durante la transmisión televisiva se vio cuando el catalán realizó varios gestos de desaprobación frente al cuarto árbitro del encuentro liguero. A pesar de la desconformidad, se despidió cordialmente de los jueces al final del partido, con un “muchas gracias”.

Posteriormente en rueda de prensa, el estratega evitó entrar en polémica y se limitó a hablar del arbitraje. Además, aclaró que su acción de ir a saludar a los árbitros no fue por hipocresía, ya que es algo que acostumbra a hacer.

Los ‘Citizens’ cayeron 3-1 en su visita a Liverpool y quedaron a nueve puntos, ventaja que, a pesar de acaba de comenzar el torneo, podría ser definitoria.

Lee también   Mourinho, la obsesión culé