Las mujeres cada vez más son más amantes del fútbol y en Irán no es la excepción. Pero las nativas del país pérsico no pueden ver a su selección en sus estadios.

Fanáticas de Irán en el Mundial Rusia 2018. Foto vía Twitter.

Es por ello que la FIFA está presionando a Irán para que permita el acceso de fanáticas a los juegos de local del país islámico de las eliminatorias al Mundial de Catar en 2022.

Gianni Infantino, presidente del órgano rector del fútbol en el mundo, envió una carta al presidente de la Federación Iraní.

Infantino se alegró al ver a mujeres iraníes en las gradas durante la final de la Liga de Campeones asiática el pasado 10 de noviembre de 2018 en Teherán, «por primera vez en 40 años» desde la Revolución Islámica de 1979, lo que catalogó como un «paso importante».

«Ésto ha sido aún más decepcionante, ya que no ha sido posible conservar esta dinámica positiva y continuar con progresos similares en el amistoso entre Irán y Siria el 6 de junio de 2019», explicó Infantino.

El suizo también denunció las «puertas cerradas» para las espectadoras y «un número de mujeres que querían asistir al partido detenidas por las fuerzas de seguridad durante muchas horas».

«Ésto no va en línea con los compromisos adquiridos en marzo de 2018 por el presidente (Hasan) Rohani, en los que nos aseguró que se realizarían rápidamente progresos importantes en este tema», recalcó Infantino.

Pero el asunto va más allá del fútbol. El fiscal general de Irán advirtió en 2018 que la presencia de mujeres en los estados podría conducir «al pecado». La voluntad de Rohani, presidente de la Federación Iraní, es ver a las fanáticas celebrar los goles de su selección.

Lee también   Las lágrimas de impotencia de José María Giménez frente a Francia