Elizondo expulsó a Zidane en Alemania 2006
Elizondo expulsó a Zidane en Alemania 2006

Sin lugar a dudas, uno de los mundiales más emocionantes de los últimos tiempos fue el que se llevó a cabo en Alemania 2006, certamen que coronó a Italia por cuarta ocasión; en el partido final de ese torneo hubo una serie de hechos que provocaron que se recuerde hasta el día de hoy; uno de las personas que estuvo ese día, fue el argentino Horacio Elizondo, arbitro de aquella final y quien declaró que el único calificativo que se ocurre para el partido es el de “diferente”.

Las finales suelen ser más tranquilas, los equipos se cuidan de no cometer errores. Pero ésta fue una final distinta. Antes de los 5 minutos ya estaba pitando un penal a favor de Francia. Después hubo un gol anulado a Italia también, por parte de Darío García. Viene el empate y luego la famosa acción entre Zidane y Materazzi”, declaró en entrevista para FIFA.com.

Elizondo describió cómo vivió la acción de Zidane: “A mí me tomó muy lejos de la acción. Detengo el juego y voy hacia el lugar donde estaba el jugador italiano. Pregunto por los intercomunicadores a mis asistentes si habían visto algo. Ambos me dicen que no. Y ahí aparece Luis Medina Cantalejo, que fue el cuarto árbitro, que me dice ‘terrible cabezazo del 10 de los blancos a…’, no me acuerdo qué número tenía Materazzi. Medina Cantalejo me dijo ‘cuando lo veas, no lo vas a poder creer’. Ahí pensé: Ah, no, acá pasó algo terrible. Y esa construcción de esos tres años de trabajo, de la confianza, del trabajo en equipo, era creer en lo que me estaba diciendo Luis en ese momento. Dije bueno, ya está, con eso Zidane se va afuera”.

Lee también   Sneijder regresaría del retiro para jugar en la Eredivisie

Finalmente, el ex árbitro señaló que a pesar de que en tiempo después se encontró con Zidane, no tocó el asunto de la expulsión: “Nos preguntaron a ambos si teníamos algún problema de compartir un evento. Los dos dijimos que no. Compartimos el mismo hotel, nos encontramos en el lobby varias veces. Hemos desayunado. Él con su familia, yo con la mía, nos hemos saludado todos. En ningún momento, y eso habla del don de persona de Zinedine Zidane, hablamos de ese partido, de esa final, de lo que había pasado”, sentenció.