Cristiano Ronaldo eludió por mucho tiempo las avanzadas de la justicia española contra los jugadores por evasión de impuestos, pero su día llegó. Según la agencia EFE la Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia contra el futbolista del Real Madrid al que acusa de crear una estructura societaria para defraudar 14,7 millones de euros de forma «consciente» y «voluntaria».

El Ministerio Público le acusa de cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 y que suponen un fraude tributario de 14.768.897 euros. Las cuotas defraudadas son de 1,39 millones en 2011, 1.66 en 2012, 3.20 en 2013 y de 8.50 en 2014.

La Fiscalía subraya que Ronaldo se ha aprovechado de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, algo que supone un incumplimiento «voluntario» y «consciente» de sus obligaciones fiscales en España.

Dicha sociedad cedió la explotación de los derechos de imagen del futbolista a otra sociedad ubicada en Irlanda con el nombre de Multisports & and Image Management LTD que, «efectivamente», se dedicó a la gestión y explotación de los derechos de imagen del futbolista sin que la sociedad ubicada en las Islas Vírgenes Británicas desarrollara actividad alguna.

Además, el Ministerio Público asegura que Ronaldo presentó en su declaración del IRPF de 2014 una rentas de fuente española entre 2011 y 2014 de 11,5 millones de euros, cuando las rentas verdaderamente obtenidas fueron de casi 43 millones de euros.
En esta declaración, añade, calificó los rendimientos obtenidos como rendimientos de capital mobiliario y no como rendimientos derivados de actividades económicas lo que le permitió disminuir «considerablemente» la base imponible a declarar.

Lee también   11 minutos de Gio en la victoria de los Spurs