Captura de pantalla 2015-03-18 a las 0.09.26

Es la historia de Jaime Durán y Omar Flores a quienes el fútbol les ha dado una nueva oportunidad pero ahora fuera de México. Estos dos defensas tienen ya un largo recorrido dentro del fútbol mexicano, sin embargo las cosas no se dieron como ellos esperaban y el mismo país que los vio nacer futbolisticamente les cerró toda posibilidad de seguir jugando, incluso los hizo pensar en el retiro. Pero el fútbol tiene revanchas y Bolivia les otorgó esa oportunidad al abrirles las puertas en el modesto Club Petroleros de Yacuiba.

Fue David de la Torre, técnico mexicano quien invitó a los dos canteranos del Atlas a unirse al equipo boliviano, el sobrino del «Chepo» de la Torre fue nombrado nuevo Director Técnico del Petrolero del Chaco en el 2013 y al conocer la situación que atravesaban los jugadores mexicanos, no dudó en contactarlos.

Los entonces casi retirados tampoco titubearon en aceptar la invitación de De la Torre sabiendo que se trataba de una nueva oportunidad en el fútbol profesional, aunque esto significara un sacrificio tanto personal como económico. 

«Extraño mucho a mi familia, aquí no hay la infraestructura de México, pero se vive bien, nos pagan a tiempo, sabíamos a lo que veíamos y nos han tratado bastante bien» comentó alguna vez Omar Flores a El Universal.

Omar Flores.

Omar Flores

Debutó de manera profesional en el lejano año 2000 un 11 de Marzo con los Rojinegros del Atlas en un encuentro contra el Toluca, el conjunto de Guadalajara sería el equipo donde retornaría al año 2003 luego de pasar por la Liga de Ascenso con el León y el Querétaro. También jugaría en equipos como Jaguares, Lobos BUAP y Ballenas Galenas, siendo éste su último equipo en México antes de emigrar a Bolivia con el Club Petrolero. Omar Flores tiene actualmente 35 años de edad y aún sueña con regresar a jugar al país que lo vio nacer o bien, jugar en la MLS.

Lee también   Sevilla goleó 3-0 al Espanyol; Moreno, los 90'

Jaime Durán.

Jaime Durán

Llegó a jugar con la Selección Mexicana en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo en 2003 en donde el combinado nacional ganó la medalla de Bronce al ganar por penales a Colombia. Ésta selección la armaría Ricardo Antonio Lavolpe, mismo que lo debutara en 1999 con los Zorros del Atlas, un año antes que su compañero Flores. Durán ha pasado en varios equipos del fútbol mexicano; León, Morelia, Jaguares, Correcaminos (último equipo en México) y el Puebla en donde tuvo su mejor desempeño en las dos etapas que vivió (2007 y 2011) 

Con 15 años jugados en el fútbol de México, tanto Flores como Durán saben que están en un fútbol muy distinto al que estaban acostumbrados en nuestro país, así mismo en una condición diferente, lejos de la familia, de mejores sueldos, estadios e instalaciones para entrenar.

Sin embargo los defensas mexicanos están conscientes de que las oportunidades pasan una sola vez y ellos tomaron la mejor decisión para seguir haciendo lo que más disfrutan, jugar fútbol. Así que dejaron México para rozar el cielo en el país de los 6 mil metros de altura. 

 

La historia de dos mexicanos en Bolivia