Lionel Messi acaparó los elogios de la prensa internacional, después de brillar en el encuentro contra el Manchester City de los octavos de final de la Champions League.

«El Barcelona atormentó al City, estaba en todos los sitios, siempre queriendo el balón y siempre sabiendo qué había que hacer con él», destaca The Guardian, que calificó al City como el «testigo celoso» del encuentro. «Un equipo no puede ir al Camp Nou y esperar ganar, a menos que todo el mundo esté al máximo nivel», sentencia ese diario, al tiempo que lamenta que la de ayer no fuera una de las mejores actuaciones de Agüero, baja en la ida: «Mientras Messi deslumbraba, él desaparecía».

Para el diario The Telegraph, la lucha contra el Barcelona fue para los del City como «intentar atrapar luciérnagas» y, «presas del pánico», recurrieron a las faltas para intentar «mantener a raya a un rival fuerte y fluido». The Times, mientras, señala que la falta de Piqué sobre el delantero bosnio Edin Dzeko debió ser sancionada con un penalti para los ingleses y califica el arbitraje de «injusto», si bien afirma que «ganó el mejor». Elogia, además, a Iniesta («mostró el conocimiento que muy pocos jugadores del mundo tienen») y critica lamenta la eliminación del City de la Copa Inglesa y de la Champions en cuatro días «lamentables».

Desde Francia, el diario L’Èquipe apunta: «¿El Barça ha perdido su brillo? Aún guarda bonitos vestigios y lo demostró ante el Manchester City. ¿Messi no es tan superior como antes? Es cierto, pero su capacidad para desestabilizar las defensas en dos toques no ha desaparecido. Lescott sirve como testimonio».

Lee también   "Gringo" Torres baja el resto del torneo

Y en Italia, la Gazzetta dello Sport establece: «El Barça descarga sobre los hombros del City el peso de su crisis». El deportivo transalpino remarca que «Pellegrini soñaba con el póquer y ha sumado cuatro derrotas en sus últimos ocho partidos» y que «el Barça se levanta tras el chapoteo inesperado de Valladolid». Para el diario, «el City cambió de hombres y el Barça de actitud. Situó a Neymar e Iniesta con Messi en lugar de Pedro y Alexis. Así quisieron demostrar a los casi 90.000 espectadores y al mundo que siguen vivos y pueden competir». Aunque matiza: «El Barcelona llegó a temblar unos minutos, hasta que apareció Messi».

En Argentina, Olé señala: «Messi solo». «El Barcelona no jugó nada bien en el Camp Nou, pero La Pulga calló el murmullo con el 1-0. Kompany empató y Alves hizo el 2-1, aunque la serie ya estaba definida para los locales, que están en cuartos de Champions. Zabaleta se fue expulsado y Agüero se marchó en el descanso».

[Agencias]