Le metieron el susto de su vida
Le metieron el susto de su vida

Imagínense llegar al banco para sacar dinero ahorrado con el fin de pagar la hipoteca de su nueva casa y que de repente les digan que no se puede porque todo ha sido retirado. Así le ocurrió Alexander Kerhakov, delantero del Zenit y de la selección rusa, quien perdió 11 millones de dólares.

No le dio un infarto de milagro. Cuando personal del banco le avisó que su dinero no estaba disponible, Kerzhakov de inmediato contactó a su abogado para proceder. “Sólo un director del banco trabajaba con su cuenta y nadie más tiene acceso a eso”, dijo el abogado a la prensa rusa.

Tras lo que se denomina un fraude millonario, un rápido estudio para analizar el caso ha arrojado que hay emisiones en estados de cuenta y órdenes de pago desconocidas por el jugador; falsificaron su firma. “Los representantes del banco rechazaron la teoría del robo de la cuenta de Kerzhakov, lo que nos obligó a detener las negociaciones y a abrir la vía legal”, agregó el abogado. Por el momento la policía de San Petersburgo ha atraído la investigación.

Sin saber dónde están sus 11 millones, el atacante buscaría una prórroga para saldar la hipoteca de su casa.

Lee también   Allegri será el nuevo DT Bianconero