Jack Grealish, capitán del Aston Villa, fue pillado saltándose la cuarentena tras tener una accidente con su vehículo cuando regresaba de una fiesta, incidentes por los cuales ya se disculpó.

Grealish, que horas antes había publicado un vídeo en redes sociales pidiendo a la gente que se quedase en casa, fue pillado en la calle por la mañana al provocar un accidente con su coche.

El futbolista fue fotografiado por los curiosos y las imágenes se han distribuido por la prensa inglesa.

Grealish, de 24 años, fue sancionado por esta acción por el club y el importe de la multa será donado al hospital universitario de Birmingham.

El capitán de los Villanos se disculpó y aseguró sentirse «profundamente avergonzado» después de lo ocurrido.

«Me llamó un amigo preguntándome si quería salir y estúpidamente dije que sí. No quiero que nadie cometa el mismo error que yo. Sé que son momentos difíciles para todos, estando confinados durante tanto tiempo, pero le pido a todo el mundo que se quede en casa y siga las recomendaciones», dijo Grealish.

Lee también   Árbitro considera que es "más profesional que los futbolistas"