Las salidas de los veteranos extremos Arjen Robben y Franck Ribéry obligan al Bayern de Múnich a renovar su frente de ataque para la próxima temporada.

Sané no fue titular en partidos importantes. Foto vía Twitter.

Es por eso que el club bávaro se planteó como objetivo contratar al alemán Leroy Sané, actualmente en el Manchester City.

Zurdo, veloz y habilidoso, Sané, nacido en Alemania pero con raíces de Senegal, reúne cualidades que poseían en sus mejores versiones tanto Robben como Ribéry, por lo que lo ven como el relevo ideal para ambos.

El Bayern de Múnich ya hizo la primera oferta por el atacante de 23 años, según The Guardian y Sky Sports: 70 millones de euros por su ficha.

Lo que no se ha filtrado es el contrato que tendría Sané en Múnich, donde ya hacen vida los extremos Kingsley Coman y Serge Gnabry, una nueva generación de delanteros por las bandas en el Bayern a la que se uniría el del Manchester City.

Reportes indican que su venta al gigante alemán sería factible puesto que Pep Guardiola, técnico de los ‘citizens’, ha criticado en constantes ocasiones la disciplina táctica de Sané. De hecho, el jugador no tuvo acción en partidos decisivos de la temporada, como la FA Cup, ganada por los ‘skyblues’.

Sané sumó 10 goles en 31 partidos de la Premier League, jugó siete encuentros entre la FA Cup y la Copa de la Liga de Inglaterra en los que no vio puerta y por Champions League acumuló cuatro dianas en ocho duelos.

Bayern quiere adelantarse al mercado de fichajes para ganar el pulso por Leroy Sané, quien si es considerado transferible, podría despertar el interés de grandes equipos de Europa.

Lee también   Real Madrid y un Cristiano pletórico fulminan a la Juventus