messi

Lionel Messi tendría que ir a juicio por fraudes relacionados a sus derechos de imagen.

Un juez rechazó la petición de la fiscalía de archivar la acusación de fraude fiscal contra Lionel Messi y ordenó seguir la causa. Con ello el atacante argentino tendrá que ir a juicio con su padre Jorge Messi por un presunto delito cometido contra la Hacienda Pública Española por valor de 3 millones de Euros, pese a que el jugador blaugrana abonó cinco millones de euros para tratar de saldar su deuda contraída entre los años 2007 y 2009.

En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Gavà (Barcelona) mantiene así la imputación contra el astro del Barcelona y da diez díaz a la fiscalía y al abogado del Estado para que soliciten la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa.

El juez rechaza la pretensión de la Fiscalía de archivar la causa contra Leo Messi y mantenerla sólo contra su padre porque cree que existen «indicios suficientes» para considerar que el futbolista «podría haber conocido y consentido la creación y mantenimiento de una estructura societaria ficticia, que tenía como única finalidad eludir el cumplimiento de las obligaciones tributarias derivadas de los ingresos generados por la explotación de sus derechos de imagen».

A partir de aquí el caso abre un panorama absolutamente nuevo que coloca al crack del Barcelona en una difícil situación. Más allá de aspectos financieros (en los últimos meses habría regularizado su situación pagando más de 60 millones al fisco), Leo Messi puede verse abocado en los próximos meses a responder como imputado por un delito continuado de fraude fiscal.

Lee también   Ochoa ahora interesa al Espanyol

A decir de ESPN, fuentes cercanas a los abogados de la familia mostraron su sorpresa y estupor al conocer la noticia, manteniendo silencio hasta conocer exactamente el alcance del auto del juez pero considerando extraño, cuanto menos, que una vez regularizada la situación y habiendo desembolsado ya más de 10 millones en concepto de multas e intereses el juzgado reabra la causa sin un argumento novedoso.

Messi tiene previsto reintegrarse a los entrenamientos del FC Barcelona el próximo 4 de agosto, al regreso de la plantilla de la pretemporada en Inglaterra y no se esperan movimientos suyos, al menos, hasta entonces.

Información de El Economista.