Liverpool y Porto suben el telón de los cuartos de final de la Liga de Campeones con su enfrentamiento en Anfield, un cruce que se dio en octavos de la edición pasada y que terminó a favor de los ingleses con un marcador global de 5-0.

En 2018, los Reds liquidaron la serie ante los Dragones con un soberbio 5 a 0 en el estadio Do Dragao, en el duelo de ida de la ronda de los 16 mejores. Posteriormente, en suelo inglés empataron a cero goles. Los de Jurgen Kloop terminaron alcanzando la final de Kiev.

El conjunto de Merseyside, como en la temporada pasada, espera dejar la serie encaminada en los primeros 90 minutos, tomando en cuenta que no ha sido tan efectivo fuera de casa. En la fase de grupos, cayó en sus visitas a Nápoles, Belgrado y París.

En el choque de octavos en Múnich ante el Bayern tampoco pudo ganar. Posteriormente, resolvió el careo en su estadio por 3-1, con una gran actuación de Sadio Mané. En total, fueron cuatro visitas sin victorias, con saldo de cinco goles en contra y uno a favor.

Los dirigidos por Kloop no se confían de lo ocurrido la campaña pasada, saben que es muy poco probable que pueden tener otra victoria holgada. Los lusos, con Iker Casillas cuidando los tres palos, llegan motivados tras dejar en el camino a la Roma –en prórroga- con un de penal de Alex Telles.

Lee también   El City ha gastado mucho: Messi