La primera mitad de la segunda jornada de la UEFA Champions League trajo con ella varios resultados sorpresivos para muchos, pero también dejó muchas cosas espectaculares.

Desde el empate del Real Madrid a dos goles en el Bernabéu contra el Brujas, pasando por el póker de Serge Gnabry, hasta el partidazo que tuvo Gonzalo Higuaín en la goleada de la Juventus.

Las sorpresas

Empate del Madrid ante el Brujas

Sin duda alguna, lo que más sorprendió fue el empate del Real Madrid ante el Club Brujas, pero lo más sorprendente fue que tuvo que empatar el marcador luego de estar abajo 0-2 y en su propia casa.

Gracias a los goles de Sergio Ramos y Casemiro para igualar el doblete de Emmanuel Dennis.

El Tottenham decepcionó ante el Bayern

Cuando mucho pensaban que sería un partido cerrado, reñido y quizás hasta sin goles, el Bayern Múnich demostró todo lo contrario, pues en casa del Tottenham le propinó una goleada estruendosa.

Con goles de Joshua Kimmich, dos de Robert Lewandowski y cuatro de Serge Gnabry.

Lo espectacular

Serge Gnabry

Como ya se había mencionado, varios jugadores de gran nombre en la historia de la Champions habían conseguido marcar cuatro goles en un partido, como Van Basten, Shevchenko, Ibrahimovic, Cristiano o Messi, y ahora Serge Gnabry.

El alemán lo consiguió con sus cuatros anotaciones contra el Tottenham, al marcar a los 53′, 55′, 83′ y 88′.

‘Pipita’ Higuaín

Como es poco usual en los últimos años, Gonzalo Higuaín ha tenido que cargar con una mochila de críticas debido a su nivel y sus diferentes cambios de clubes lo han demostrado.

El delantero se fue con un gol, recibió en la media luna y sacó un derechazo potente para vencer al arquero, pero jugando un partido extraordinario ante el Bayer Leverkusen, con mucho sacrificio y concedió una asistencia para Bernardeschi.

Lo gracioso

Gnabry quería el balón del partido, pero Javi Martínez tuvo otra cosa en mente

Como ya viene siendo habitual, aquel que hace tres goles o más le corresponde el balón del partido, por lo que Gnabry debía llevarse el del partido frente al Tottenham.

Lee también   Caruso Lombardi le responde a Viggo Mortensen

Sin embargo, Javi Martínez se lo regaló a un grupo de aficionados del Bayern que se encontraban en el estadio y la cara del delantero fue un poema, pero los hinchas se apiadaron de él y la devolvieron.

Lo ridículo

Thibaut Courtois

El guardameta merengue no ha tenido una buena temporada en el arco blanco, y el partido de hoy no fue la excepción.

El belga permitió dos goles y pudieron haber sido muchos más si no hubiese sido por su defensa, en parte, y a las malas definiciones de sus rivales.

Fue tan decepcionante su actuación, que Zinedine Zidane decidió sacarlo del partido para darle ingreso a Areola, el segundo arquero.