Hoy el FC Barcelona tuvo un partido más, otro experimento táctico más que realizó Ernesto Valverde y que no terminó de la mejor manera, pues fue derrotado 2-0 por el Granada.

Al igual que en partidos anteriores, el entrenador blaugrana envió al campo a otro 11 que no fue el mismo del partido por Champions contra el Dortmund.

En lo que va de campaña, el entrenador blaugrana ha repetido a los mismos titulares en cuatro partidos, contra el Betis Osasuna, y otros dos diferentes ante el Valencia y el Dortmund.

Los jugadores que entraron para la actual temporada, como Antoine Griezmann, Junior Firpo o Frenkie de Jong todavía no han engranado en el equipo, por lo que cada partido ha tenido sufrimiento para el Barcelona en cada línea.

Con las variantes de jugadores en cada encuentro, a los catalanes se les dificulta entonarse y demostrar su buen juego, pues hasta en las victorias han tenido que sufrir y no han tenido buen juego táctico.

Hasta este partido la defensa era la única línea que no había visto movimientos, y hoy lo hizo debido a la lesión de Jordi Alba tuvo que entrar Firpo.

De resto, el mediocampo había visto cuatro variaciones, alternando entre Busquets, de Jong, Roberto, Arthur, Aleñá y Rakitic.

La delantera también ha sufrido cambios, cinco, una más que la mitad de la cancha, pues ha visto rotar a Suárez, Griezmann, Messi, Fati, Pérez, Rafinha y Dembélé.

Debido a estas reiteradas variantes el Barcelona no termina de engranar y su fluidez futbolística parece mermar haciendo ver que su camino en esta temporada tendrá demasiados baches.

Lee también   Rakuten Será el Nuevo Patrocinador del Barcelona

No obstante, la ventaja que tiene el equipo de Valverde es que la temporada apenas comienza y sus jugadores, tanto lesionados como los constantes, podrán retomar su ritmo y nivel habitual.

@LaLiga