El actual entrenador del FC Barcelona, Luís Enrique, anunció este martes en rueda de prensa que seguirá los pasos de Pep Guardiola a su salida del club culé: tomara un año de descanso sin dirigir ningún equipo.

«Si dejo el Barça, con lo bien que me llevo con el vestuario y con el club, no es para irme a otro sitio», aseguró. «Es un año para recuperarme, pero ahora lo que queda es acabar la temporada con el máximo de objetivos conseguidos», explicó el DT asturiano, que luego de tres temporadas al máximo nivel solo piensa en un respiro.

«Yo iré a descansar e iré a la playa cuando haga buen tiempo. No voy a entrenar la próxima temporada. En el futuro ya se verá», finalizó en la conferencia con los medios previo al duelo contra el Sevilla.

Lee también   Klopp: ''Un empate no sería el peor resultado del mundo''