Lukaku confesó que tiene una misión en el Inter tras quedar «destruido» con la selección

Romelu Lukaku confesó que unos meses después de que Bélgica perdió la semifinal del Mundial que jugó en Rusia sintió un sabor amargo de algo que podría haber sido y no fue concretado. 

«Estaba un poco eufórico, llegamos a las semifinales y estamos hablando de un pequeño país de solo 11 millones de habitantes. El dolor vino un mes después cuando revisé todos los videos de la Copa del Mundo», comentó.

Agregó que fue difícil, porque «crees que estás muy cerca».

«Cuando me mudé al Inter tenía toda esta energía dentro de mí que había crecido mientras tanto. Y yo era un hombre en una misión», afirmó.

Lee también   La Ligue 1 se prepara para la vuelta a los entrenamientos