Iker Casillas contra el Espanyol
Casillas pidió al madridismo «un poco de prudencia», pues entiende que el Madrid aún está lejos del futbol que desea, aun cuando golearon 3-0 al Espanyol. De entrada ya son palabras valientes, pues van en contra de lo que transmite su técnico.

«Pedimos un poco de prudencia. El equipo va bien, va ganando partidos y está arriba en la clasificación. Tampoco es fácil que toda la gente nueva se acople enseguida. Estamos en el camino correcto», declaró a la prensa en la zona mixta del Bernabéu.

«Estamos en la línea buena de jugar como equipo. Es verdad que hay días que parece que está más roto el equipo, tanto arriba como atrás, pero estamos manteniendo el orden y aprovechando la pegada que tenemos arriba».

Asumiendo su rol como capitán, también habló de la expulsión de Pepe: «Bajo el criterio del árbitro ha creído que tenía que expulsarle, pero para mi la segunda amarilla es un castigo excesivo».

Por último, también sacó el tema del evidente mal estado en el que se encuentra el campo del Bernabéu: «Hemos hablado con las personas que se encargan del cuidado y mañana empiezan con el cambio para que ante el Deportivo de la Coruña esté en buen estado». Al respecto, Mourinho, muy a su estilo, declaró que «es difícil jugar en un campo de patatas». Digamos que la prudencia no es lo de él…

Lee también   Otra victoria para Espanyol; Moreno jugó los 90'