Tras la dura suspensión que la UEFA le otorgó al Málaga por no tener sus pagos al corriente, impidiéndole participar en competencias internacionales durante los próximos 4 años, el equipo andaluz ha decidido apelar ante el TAS (Tribunal de arbitraje deportivo) el caso y demostrar que pueden mejorar esta situación.

«Estamos impresionados y no entendemos la razón de este excesivo ataque sobre el Málaga. Pero iremos ante el TAS ya que estamos convencidos de que este proceso confirmará que hemos hecho las cosas de una manera correcta», declaró Vicente Casado, director general del club.

«Tenemos hasta el 31 de marzo para apelar y nos estamos preparando con todos los argumentos necesarios para que esta decisión sea revocada por la UEFA».

Lee también   Tigres pone trabas al traspaso de Alan Pulido a Grecia