Si ya el inicio de temporada era difícil para el Manchester United de José Mourinho, ahora se les viene el mundo encima. Este martes el Derby County los eliminó de la Copa de La Liga inglesa tras vencerlos en tanda de penales (7-8) en el mismísimo estadio Old Trafford.

A tan solo un par de días de la igualdad contra el Wolverhampton (1-1) en la Premier, esta vez los Red Devils volvieron a empatar pero con un equipo de segunda división y por marcador de 2-2. La alegría fue para los de Derbyshire, dirigidos por un viejo conocido de Mou: Frank Lampard.

Durante el tiempo de juego reglamentario el duelo pasó por distintas etapas. Aunque Juan Mata anotó un gol tempranero a los tres minutos y parecía que la historia sería sencilla, el trámite fue muy duro para el United, que padeció el empate de Harry Wilson a los 59′.

Una desafortunada acción del portero argentino Sergio Romero significó su expulsión a los 67 minutos de juego, lo que dejó a los locales con diez hombres. En ese contexto, la noche se vino con el 1-2 convertido por Jack Marriott a los 86′.

La respuesta del Manchester llegó para evitar caer derrotado cuando el belga Marouane Fellaini logró un heróico empate con el tiempo cumplido. Sin embargo, el 3-2 no tuvo tiempo para hacer presencia y el choque se fue a la tanda de penales. Una pesadilla para Mourinho.

Y es que si una cuenta pendiente ha tenido el entrenador portugués en su carrera son las definiciones desde el punto penal. Antes de esta noche, sus equipos habían ganado solo una ocasión de siete disputadas.

Lee también   Aprueban en Inglaterra el parón invernal

Así la tanda fue sencillamente memorable: anotaron los primeros 15 tiros desde el manchón penal, pero el desequilibrio lo logró Scott Carson al detener el remate de Phil Jones, lo que le dio la clasificación al conjunto del Championship.

El United quedó eliminado en su primera ronda del torneo, así como solo ha podido ganar tres encuentros de seis realizados en la liga doméstica. La otra cara de la historia fue la felicidad de Frankie Lampard, quien dejó en el camino a un gigante y lleva un rendimiento de mucho valor en segunda: cinco victorias, una igualdad y tres caídas. Por ahora en puestos para pelear por el ascenso.

Los jugadores -aún- dirigidos por Mourinho deberán levantar cabeza y pensar en su visita al West Ham por la séptima fecha de la Premier este sábado.